Las altas presiones hidrostáticas (High Pressure Processing o HPP, en inglés), una tecnología innovadora y no térmica de conservación de alimentos que aumenta su vida útil, garantiza su seguridad alimentaria y preserva todo su sabor y frescura.

El procesado por altas presiones hidrostáticas (HPP) es una de las tecnologías emergentes que más ha crecido en los últimos años, dentro del sector de la alimentación. En la actualidad es una tecnología reconocida en todo el mundo y se ha convertido en una herramienta muy útil para las empresas exportadoras de productos envasados. El sistema HPP es la innovación tecnológica que ayudará a sus productos a destacar y a diferenciarse del resto.

Proceso de Altas Presiones

La Pascalización (Proceso de Alta Presión) es un método para el procesado de alimentos que consiste en someter a los mismos, envasados en recipientes herméticos flexibles resistentes al agua, a un alto nivel de presión hidrostática (entre 4.000 y 6.000 bares) durante unos minutos.

A diferencia de los zumos tradicionales que son pasteurizados más de una vez,

la tecnología HPP NO somete al producto en ningún momento a temperaturas altas.

Características:

-Conserva el sabor, olor, color y nutrientes-

-No altera la composición química de los alimentos-

-Temperatura fría y sin gradientes de presión-

-Sin tecnología térmica-